Cómo utilizar papel transfer para decorar camisetas

Publicado por Papeleria Distrimar el - Temas: Manualidades

valoración de Cómo utilizar papel transfer para decorar camisetas

5 de 5 basado en 2 votos

papel transferEl papel transfer es un gran aliado en lo que se refiere a estampaciones en materiales textiles, desde camisetas y sudaderas a zapatillas de tela.

Si estás buscando cuál es el mejor método para personalizar tus prendas, te contamos todos los secretos del papel transfer y cómo utilizarlo correctamente para que las impresiones mantengan el color del primer día, consiguiendo unos resultados vistosos y duraderos.

Qué es el papel transfer

Se trata de un tipo de papel especial utilizado para estampar diseños e imágenes propias a una tela. Su técnica es muy simple, aunque debemos ser cuidadosos con la impresión y en el momento de planchar, pero su escaso coste hace que merezca la pena utilizarlo.

Para elegir el tipo adecuado de papel transfer para tela, tenemos que saber qué impresora vamos a utilizar, ya que por lo general existen distintas clases que se adaptarán mejor dependiendo de si vamos a imprimir con láser o inkjet (tinta inyectada).

También, a la hora de elegir el papel transfer para camisetas tenemos que considerar de qué fondo es la prenda. De igual modo que encontramos detergentes especializados en el color de nuestra colada, aquí sucede lo mismo. Por lo tanto, si se trata de una tela blanca o clara el papel transfer será de un tipo, y por otro lado, si la prenda es oscura o de colores fuertes utilizaremos otra clase.

Cómo usar el papel transfer para decorar camisetas

Una vez que tengamos el papel adecuado dependiendo de nuestra impresora y el color de la tela debemos centrarnos en la fase de impresión.

Cómo configuro la impresora

Las marcas de papel transfer vienen con instrucciones, debemos prestar atención a si el diseño se plasma espejo o directo, en el caso de que la imagen que imprimamos vaya en espejo, todas las impresoras aceptan ese modo dentro de su panel de configuración.

Dentro de las funcionalidades de cada impresora, también nos dejará elegir otras características como tipo de papel, calidad, tamaño, grosor… el fabricante nos indicará qué opciones son las mejores y, en este caso, sobre todo si somos principiantes con el papel transfer o es la primera vez que utilizamos esa impresora, es mejor seguir las instrucciones y hacer una impresión de prueba una vez configurada la impresora.

Impresión

La colocación del papel es fundamental, ya que así evitamos que la tinta se mueva y nos sirve para asegurar que los colores son fieles al boceto. Por lo tanto, el papel debemos colocarlo en la bandeja de multifunción en posición horizontal y evitar que circule por dentro de la impresora, para que así el material se deforme lo menos posible y sea más sencilla su utilización en la fase del planchado. La cara que debemos imprimir es la blanca, por lo general el reverso suele venir indicado de fábrica para evitar cualquier confusión. En cualquier caso, si en la cara que no imprimimos encontramos flechas o indicaciones, es mejor seguir los pasos que nos marcan al pie de la letra para asegurarnos una copia de la imagen óptima y evitar cualquier daño en los dispositivos de tinta.

Para impresiones de tinta inyectada se recomiendan al menos diez minutos de espera antes de pasarlo por la plancha, pero para evitar cualquier contratiempo, es mejor dejarlo durante media hora tanto para impresiones inkjet como láser.

Planchado

Si vamos a utilizar una plancha doméstica, al igual que sucedía con la tinta, es mejor seguir todas las instrucciones. Por lo general, la temperatura suele ser la más alta (para prendas de lino) y en este punto debemos ser cuidadosos para no crear ninguna arruga en la camiseta y estropear el diseño.

Según el tipo de papel, debemos esperar a que se enfríe o, por el contrario, retirarlo cuando aún esté caliente. En cualquier caso, si frotamos con un paño suave el área impresa antes de despegar el papel, ayudaremos a que la impresión se fije más.

Consejos para su utilización

  • El papel transfer para telas oscuras es mejor guardarlo en un lugar fresco y seco.
  • Si configuramos la impresora en calidad fotográfica obtendremos una gran impresión.
  • Las pruebas de impresión nos asegurarán el mejor estampado.
  • Cortar la imagen antes de plancharla sin que se vean los márgenes.
  • Marcar con tiza o algún señalador fácil de borrar los vértices del área a imprimir en la camiseta.
  • Para la plancha doméstica, realizaremos movimientos circulares durante cinco minutos.
  • Evitar el lavado de la prenda en las 24 horas siguientes a su estampado.
  • Lavar a mano y siempre planchar el diseño por el reverso.

Al principio el papel transfer puede resultar algo intimidatorio pero lo cierto es que se trata de una técnica muy sencilla y versátil que nos permite incluir cualquier diseño que hayamos imaginado. Después de haber practicado un poco, esta técnica nos permite personalizar calzado de tela, mochilas y cualquier artículo textil que se nos ocurra.

Deja tu voto sobre el artículo

Ningún comentario

Dejar un comentario
Nombre

Si no indicas tu nombre, lo publicaremos de forma anónima.

Comentario
 

Subir arriba

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación y guardar el contenido de la cesta. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso.OKMás información