Tipos de lápices de grafito

Publicado por Papeleria Distrimar el - Temas: Lápices

valoración de Tipos de lápices de grafito

5 de 5 basado en 2 votos

Tipos de lápices de grafito¿Te preguntas cuántos tipos de lápiz de grafito existen? Los lápices son unos de los materiales de escritura más comunes y nos acompañan durante toda nuestra vida. Posiblemente aprendiste a escribir con un lápiz HB y, si echas un vistazo a tu mesa o estuche, lo más probable es que encuentres alguno.

Sin embargo, a no ser que seas un profesional del dibujo experimentado, lo normal es que no hayas utilizado ni la mitad de todos los lápices de grafito de existen. Es más, quizá ni siquiera los conoces.

Por eso hemos querido dedicar esta entrada a este material común pero desconocido a la vez. Hoy te contaremos cómo clasificamos los tipos de lápiz, prestando especial atención al clásico lápiz HB, explicándote cuál es y para qué se utiliza.

¿Cómo clasificamos los tipos de lápiz?

Los lápices se dividen en algo que conocemos como grados o graduaciones de acuerdo a dos características, su dureza u oscuridad. Los más duros son a la par los más claros, produciendo un tono más suave en el papel. Mientras, cuanto más blando sea el lápiz, más oscuro será el tono con el que escribe.

Clasificamos los tipos de lápiz de acuerdo a la dureza de sus minas. Esta viene marcada por tres letras: “H” que indica la dureza del lápiz, “B” que se refiere a su oscuridad y “F” que indica el punto fino.

Por lo tanto, podemos distinguir los tipos de lápiz de esta forma:

  • La letra “H” proviene del inglés y significa “hard”, es decir, “duro”. Los lápices de grafito que se clasifican bajo esta letra son los de mina dura y tono suave, de un gris muy claro. Cuanto mayor sea el número que acompaña a la “H”, mayor dureza.

  • La letra “B” significa “black”, es decir, “negro”. Identifica a los lápices con un color más oscuro y una mina más blanda. A mayor número, más blanda y oscura será la mina, pudiendo llegar a tonos muy intensos.

  • Cuando encontramos un lápiz identificado con “HB” nos encontramos ante el modelo intermedio entre los modelos duros y blandos.

  • Por último, la letra “F” viene del inglés “fine” que significa “fino”. Son los lápices de grafito menos comunes y más difíciles de encontrar. También indican una dureza intermedia pero son un poco más duros que los modelos HB. Destacan porque pueden afilarse mucho más que este.

¿Qué es el lápiz HB?

Como hemos adelantado anteriormente, los lápices HB son el punto intermedio entre los modelos duros y blandos. Los más comunes son los 2HB, que se encuentran más cerca de los modelos blandos que de los duros sin llegar a formar parte de esta clasificación.

Los lápices HB son los más comunes tanto para uso escolar como en oficinas. Son los que conocemos como “lápices de toda la vida”. Este tipo de lápices se borra con facilidad en la mayoría de las superficies, incluyendo incluso la tela, por eso son los más recomendables para niños que están aprendiendo a escribir.

También destacan porque nos permiten tener una escritura consistente y clara que no deja marcas en el papel como los modelos más duros o se queda difuminada como los más blandos. Del mismo modo, aunque su mina no es especialmente dura sí es lo suficientemente resistente para poder utilizarlo sin miedo a romperlo.

¿Para qué se utilizan los lápices HB?

Los lápices HB son muy apreciados por su versatilidad. Son los favoritos de los estudiantes por su equilibrio perfecto entre dureza y tonalidad, lo que hace que los podamos usar sin miedo a dañar el papel y afilarlos todo lo que necesitemos sin romper su pica.

También son la elección más común dentro del material de oficina o para aquellos que simplemente buscan un utensilio de oficina que nos permita borrar nuestros errores sin dejar rastro alguno.

Por otro lado, tampoco debemos de desestimar su valor para dibujar. Aunque si nos dedicamos a esta tarea a un nivel más profesional necesitaremos contar con una gama más amplia, el lápiz HB puede ser un gran aliado para dar nuestros primeros pasos. Podemos utilizarlo en nuestros bocetos para borrarlo con facilidad y cuando queramos hacer dibujos rápidos sin miedo a emborronar el dibujo.

Un buen truco es afilar más el lápiz cuando busquemos un trazo más firme y claro, que se asemeje al de los lápices H. Mientras, si dejamos que nuestra mina esté un poco más gruesa podremos suplir la falta de un lápiz B en tareas básicas de dibujo como sombreado o relleno.

Deja tu voto sobre el artículo

Ningún comentario

Dejar un comentario
Nombre

Si no indicas tu nombre, lo publicaremos de forma anónima.

Comentario
 

Subir arriba

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación y guardar el contenido de la cesta. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso.OKMás información