¿Qué tipo de lápiz se utiliza para dibujar?

Publicado por Papeleria Distrimar el

valoración de ¿Qué tipo de lápiz se utiliza para dibujar?

4.5 de 5 basado en 78 votos

Cúales son los lápices más recomendados para dibujarHay muchos tipos de lápices para dibujar diferentes, que se dividen en grados o graduaciones según su dureza o la oscuridad de su mina. Con los lápices más duros se consigue un tono más claro en el papel mientras que los modelos más blandos producen un tono más oscuro.

Los modelos más duros son los preferidos de las personas que se dedican al dibujo técnico, ya que mantienen la forma durante más tiempo y permiten un trazo más firme. Mientras, los lápices blandos se recomiendan a aquellos que se dedican a labores más artísticas como la ilustración o el dibujo porque no maltratan tanto el papel.

En este artículo te explicaremos cuáles son los diferentes tipos de lápices y cómo se clasifican de acuerdo a su graduación. También te contaremos cuáles son los más recomendables para dibujar y cuándo deberías de escoger un lápiz B y cuándo uno H.¿Empezamos?

¿Cuáles son las graduaciones de los lápices?

La clasificación internacional de los lápices incluye dos letras: “H” y “B” que se corresponden a dos términos en inglés, “Hard” y “Black” (traducidos como “duro” y “negro”). Es decir, la primera se refiere a su dureza, mientras que la segunda describe la intensidad de su negro. A la letra le acompaña un número que identifica su grado, creando una escala que va desde el 9H, que es el modelo más duro; hasta el 9B, el tipo de lápiz más blando. Hay que destacar que, algunas marcas manejan rangos menores y, aunque no sea lo más común, las que hay que amplían su escala del 10H al 10B.

Una forma sencilla de comprender esta clasificación es dividir a los lápices en blandos o duros. Los primeros se refieren a los que consiguen un tono más oscuro, son todos aquellos que llevan la letra “B”, que como mencionamos anteriormente se refiere al término “black”. Dentro de este grupo encontramos las graduaciones que van del B al 9B. Como es de esperar, cuanto mayor sea el número más oscuro será el trazo y más blanda su mina. Dentro de nuestro catálogo, el lápiz más blando que podrás encontrar es el el lápiz de grafito Faber-Castell 8B.

Mientras, con la gama dura se obtiene un tono más claro que tiende más a grisáceo que a negro. Su clasificación va del 9H al H, siendo cada grado más fino y claro. Del mismo modo, cuanto mayor sea el grado más resistente será su mina, haciéndolos ideales para trabajos de precisión.Podemos ofrecerte varios modelos de la gama H, siendo nuestra opción más alta el lápiz de grafito Faber-Castell 6H.

¿Cuáles son los más recomendados para dibujar?

A la hora de escoger un tipo de lápiz para dibujar lo primero que nos tenemos que plantear es qué tipo de dibujo vamos a realizar. Por un lado, los lápices más blandos  son más quebradizos y tienen una composición más endeble, por lo que no son especialmente útiles para trabajos de detalle. Mientras, en el punto opuesto, los modelos más duros pueden marcar o dañar el papel por lo que deben de utilizarse con cuidado.

Si no nos dedicamos al dibujo profesional o estamos iniciándonos y todavía no conocemos los usos específicos de cada lápiz lo más recomendable es optar por lápices de gama media. Una opción de lo má versátil es el conocido como lápiz HB, el punto intermedio entre la gama blanda y la dura.

¿Cuándo usar lápices B y cuándo H?

Como hemos mencionado anteriormente, todo dependerá del trabajo que vayamos a realizar. En ocasiones bastará por decantarse por una gama mientras que, para otro tipo de trabajos, es necesario combinar lápices B y H. Puedes hacerte con una caja que incluya distintas graduaciones como la de lápices de grafito Staedtler mars lumograph 100, que incluye desde el 8B al 2H.

Los lápices duros son especialmente útiles para labores de precisión, ya que podemos afilar su mina para conseguir trazos muy finos sin miedo a que se quiebre. Del mismo modo, son unos lápices con un trazo muy limpio y afinado. Por eso, los lápices  H se utilizan sobre todo en dibujo técnico. En el dibujo artístico podemos usarlos para añadir ciertos detalles de precisión y dar los últimos retoques. También son una buena opción cuando buscamos un tono muy claro, aunque ha de tenerse cuidado y no ejercer mucha presión para no dañar el papel.

Por el otro lado, los lápices blandos son los más recomendados en dibujo artístico. Son especialmente útiles en la fase del boceto, ya que pueden borrarse muy fácilmente. Su gran pega en este aspecto es que al contar con una mina tan blanda pueden dejar restos sobre el papel y, si no tenemos cuidado, podemos emborronar nuestro dibujo al pasar la mano por encima. Esta gama también es muy apreciada para realizar sombreados y cuando necesitamos un tono muy oscuro.

Deja tu voto sobre el artículo

Ningún comentario

Dejar un comentario
Nombre


Comentario
 

Subir arriba

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación y guardar el contenido de la cesta. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso.OKMás información