Retratos a carboncillo: Todo lo que tienes que tener en cuenta

Publicado por Papeleria Distrimar el - Temas: Manualidades - Dibujo

Los secretos de los retratos a carboncilloLos retratos a carboncillo son una de las técnicas favoritas de los artistas. No en vano, este material de dibujo es uno de los más antiguos del mundo y los expertos señalan que lleva utilizándose desde hace miles de años. Aunque actualmente se ha refinado un poco, el concepto sigue siendo el mismo que en sus orígenes; es una pequeña ramita quemada con la que podemos conseguir resultados asombrosos sobre el papel.

Este material se asocia a los proyectos rápidos y a mano alzada y los resultados siempre nos transmiten un aire bohemio. Los retratos a carboncillo nos hacen pensar en un artista que encontró la inspiración en una cara bonita e inmediatamente corrió a capturarla en su blog. Por eso, son un regalo ideal para nuestros seres queridos.

Por otro lado, si somos unos grandes artistas y perfeccionamos esta técnica contaremos con la ventaja de que es bastante más rápida que otras ramas del dibujo como el óleo o las acuarelas. Por eso es una buena idea para empezar a especializarnos en una rama del arte, sobre todo si no tenemos demasiada paciencia. ¿Quién sabe? Quizá podamos ganar un dinerillo pintando retratos a carboncillo en la calle o por encargo.

En este post te desvelamos todos los secretos de los retratos a carboncillo, te ayudamos a escoger los mejores materiales y te contamos nuestros consejos para que dibujes con carboncillos como un profesional.

Los secretos de los retratos a carboncillo

La clave de un buen dibujo siempre es partir de una buena base. Los materiales y la técnica hacen el resto. A continuación te damos unos tips para que los apliques desde cero y consigas los mejores resultados para tus retratos a carboncillo:

  1. Toma una referencia antes de empezar: Marca líneas de guía y mediciones en el modelo para poder seguirlas a la hora de hacer el dibujo.

  2. Pasa las líneas guía al papel: hazlas de forma sutil y poco marcadas ya que después plasmarás el dibujo final sobre ellas.

  3. Empieza siempre el dibujo de arriba a bajo: De esta forma evitarás borrones o manchar el papel con los restos de grafito que se queden en tu mano.

  4. Cuando comencemos por los rasgos lo haremos por los ojos y las orejas y seguiremos con la nariz y la boca.

  5. Añadimos las luces y sombras por fases: El objetivo es que el carbón que ya hemos aplicado no se desprenda y poder ir oscureciendo las zonas que lo necesiten.

Escoge los mejores materiales

Contar con los mejores materiales es esencial si queremos que nuestro dibujo salga bien y, por supuesto, que se conserve en el tiempo. Nuestra recomedación que apuestes por materiales de calidad y que cuentes con varias opciones. Existen diferentes tipos de carboncillos en función de su grosor, si tan solo puedes decantarte por uno, lo mejor es apostar por el carboncillo fino. Nuestro modelo más vendido es el carboncillo fino Artist W001. Por otro lado, si no tienes demasiada soltura con este material, también puedes optar por los lápices carbonil Alpino.

Por otro lado, los complementos también son esenciales. Por ejemplo, puedes contar con una goma especialmente pensada para borrar este material como la Maped 010450. Y, por supuesto, el soporte es el elemental. En este post te contamos cuáles son las mejores láminas para dibujar.

Trucos y consejos

Para acabar, queremos compartir contigo algunos trucos y consejos que te ayudarán a convertirte en todo un profesional del dibujo a carboncillo. Toma nota:

  • Elige bien la fotografía del modelo que vas a retratar: Como comentábamos anteriormente, partir de una buena base es esencial. Cuando dibujamos a carboncillo, la foto de nuestro modelo debe de cumplir una serie de condiciones para que podamos sacarle el mayor partido a este material. Para empezar, deberías descartar fotos frontales, así te centraras en la forma individual de cada parte del cuerpo. Del mismo modo, escoge siempre opciones en las que destaquen los contrastes de luces y sombras para hacer gala de las posibilidades que te ofrece el carboncillo.  Y, por supuesto, evita aquellas fotografías que no tengan una buena resolución.

  • La forma de agarrar el carboncillo es esencial: Poniéndolo de lado se hacen zonas con grandes manchas de carbón y nos permitirán rellenar grandes espacios. Mientras, si lo inclinamos levemente, podremos hacer los detalles de precisión.

  • Si queremos rellenar aún más superficie de color oscuro podemos utilizar el color negro en polvo: Lo conseguiremos rayando nuestro carboncillo, podemos expandirlo utilizando una esponja.

  • Presta mucho atención a tus manos: Ten cuidado, te manchas con carboncillo es fácil que dejes restos en el dibujo muy difíciles de eliminar sin estropearlo.

Deja tu voto sobre el artículo

Ningún comentario

Dejar un comentario
Nombre

Si no indicas tu nombre, lo publicaremos de forma anónima.

Comentario
 

Subir arriba

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación y guardar el contenido de la cesta. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso.OKMás información