Qué materiales se pueden pegar con pegamento en spray

13/01/2020

Papelería Distrimar

Temas: Manualidades - Material oficina

pegamento sprayEl pegamento es un producto de papelería esencial en cualquier casa y negocio, ya que nunca sabes cuándo puede surgir la necesidad de pegar algo.

Es tan útil que ha evolucionado mucho desde sus orígenes, y en la actualidad el pegamento en spray es uno de los más usados.

En este artículo hablaremos sobre los distintos tipos de pegamentos en spray que hay en el mercado, los tipos de materiales que pueden pegar y algunos consejos y precauciones de uso. Esperamos que os sea de utilidad.

¿Qué es el pegamento en spray?

Se trata de un adhesivo en formato aerosol que, gracias a un gas propelente, permite controlar la dosificación del producto.

Tiene a su favor que resulta muy fácil de usar y que no es necesario ningún útil más para aplicarlo. No mancha y se puede aplicar el adhesivo de forma uniforme y sin irregularidades sobre diferentes superficies.

El formato en spray no solo permite una mejor dosificación del producto, sino que evita que lo que no se ha gastado se seque, alargado así la vida útil del adhesivo.

Gracias a él se consiguen uniones duraderas, especialmente si se escoge el tipo de adhesivo más adecuado para cada material.

Precauciones de uso

Aunque se use para hacer manualidades o trabajos escolares es fundamental no dejar a los niños que manipulen ellos solos el producto, siempre deben trabajar bajo la supervisión de un adulto.

Tanto si es un niño como si es un adulto el que está trabajando con el pegamento, después de utilizarlo es recomendable lavarse las manos para eliminar cualquier resto de adhesivo que haya podido quedar en las mismas. Evitando en todo momento tocar la ropa, la piel, los ojos o el cabello hasta que las manos estén totalmente limpias.

Al tratarse de un producto en spray no hay que someterlo a altas temperaturas, ni siquiera cuando el bote esté vacío. Tampoco es aconsejable la manipulación del bote (cortarlo, golpearlo, etc.) ya que esto podría dar lugar a una explosión del gas propelente.

Para conseguir buenos resultados se aconseja no sobrecargar de adhesivo los elementos a pegar. Esto, lejos de conseguir una unión más fuerte, puede producir que no haya una buena adhesión.

Los pegamentos, en cualquier formato, son productos delicados que pueden perder sus cualidades con el paso del tiempo. De ahí la importancia de conservarlos en la forma indicada por el fabricante y cambiarlos por uno nuevo en caso de que hayan perdido poder adhesivo o haya llegado su fecha de caducidad.

¿Qué tipos de pegamento en spray existen?

Una de las claves para conseguir buenos resultado es elegir adecuadamente entre los diferentes tipos de pegamento en spray aquellos que hayan sido especialmente formulados para unir el material con el que queremos trabajar. Los más habituales son:

Pegamento en spray para tela

La tela es un material que por sus propias características resulta complicado de pegar. El textil suele resbalar, haciendo que unir ambas caras de tela resulte más complicado que cuando se trabaja con otros materiales.

Lo más aconsejable en estos casos es elegir un pegamento especial para tela. Suele tratarse de adhesivos reposicionables, de forma que si no conseguimos un resultado perfecto a la primera podemos volver a separar las capas de tela y empezar de nuevo la operación. Por otro lado, se trata de pegamentos incoloros y no demasiado densos, para evitar así que la tela pueda quedar manchada.

Pegamento en spray para papel

Si la tela es un material fino con el que hay que trabajar con cuidado, el papel lo es todavía más. Un pegamento en spray para unir papel debe ser ligero, incoloro y se debe aplicar con mucha moderación para evitar que las hojas absorban más adhesivo del debido y se acaben manchando.

Pegamento en spray para manualidades

El pegamento en spray para manualidades e incluso para pequeñas labores de bricolaje es más denso, puesto que está destinado a unir materiales más resistentes, como pueden serlo la madera o el cartón.

Pegamento permanente y removible

Más allá de los materiales para los que esté formulado el adhesivo en spray, el mismo también puede ser removible (reposicionable) o de carácter permanente.

La primera opción nos permite separar más fácilmente y sin dañarlos los materiales que hemos unido si no hemos conseguido el resultado buscado. Es la opción perfecta si queremos pegar tela o papel.

El pegamento permanente consigue una unión mucho más estable entre los materiales, haciendo que la separación se vuelva muy complicada salvo que se use un disolvente. Esta opción es la indicada para las labores de bricolaje e incluso para ciertas manualidades.

Limpiador de pegamento

Por mucho cuidado que se tenga al trabajar, es posible que las piezas que se están manipulando queden manchadas. En estos casos se puede acudir a un limpiador de pegamento, que es capaz de eliminar los restos de adhesivo que hayan quedado en materiales como el plástico o el metal.

En definitiva, el pegamento en spray es un producto útil y muy práctico que conviene tener siempre a mano.

Deja tu voto sobre el artículo

Subir arriba

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación y guardar el contenido de la cesta. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso.OKMás información