Papiroflexia fácil: cómo hacer una pajarita de papel

Publicado por Papeleria Distrimar el - Temas: Manualidades

valoración de Papiroflexia fácil: cómo hacer una pajarita de papel

5 de 5 basado en 3 votos

pajarita-papelLa papiroflexia es una técnica altamente atractiva tanto por su sencillez como por los beneficios que aporta a los más pequeños, entre los que destacan la coordinación y el aumento de creatividad.

Si aún no nos hemos iniciado en esta disciplina centenaria, merece la pena echar un vistazo a su técnica, las infinitas figuras que podemos realizar a medida que vayamos controlando los plegados —como la clásica pajarita de papel— y, por supuesto, sus beneficios tanto en niños, como en adultos.

 

Papiroflexia fácil para niños y adultos

Hace unos años se puso de moda a nivel mundial hacer punto como terapia de relajación y, en cierto modo, la papiroflexia afecta mentalmente de manera similar a cuando confeccionamos una bufanda o armamos un puzzle: la concentración, creatividad y aislamiento de la realidad se dispara.

Así, dedicar un rato a hacer una pajarita de papel sin necesidad de ninguna herramienta salvo nuestras manos y la pericia doblando las partes de un papel, no solo es relajante sino que, por ejemplo, en los pequeños aumenta su creatividad, desarrolla sus funciones intelectuales, potencia la capacidad espacial, sin olvidar su concentración. Todo esto solo con una hoja de papel.

Además, el recurso de la papiroflexia es fantástico como medida alternativa al abuso de los dispositivos digitales que está aflorando en la sociedad, ya que no hay nada más opuesto a una pantalla que un simple trozo de papel o cartulina que no paramos de doblar y tocar hasta dar con la forma adecuada.

Junto a esto, podemos aplicar las técnicas de doblaje en cualquier tipo de material que no sea excesivamente fino, ya que si, por ejemplo, utilizamos un papel grueso, cartulina o buscamos un cartón ligero que sea fácil de doblar obtendremos figuras más rígidas que incluso nos servirán de recurso decorativo y que podremos colgar en clase o en la habitación de los más pequeños. Eso sin olvidar que también podemos colorearlos con rotuladores o ceras de colores para aportar más originalidad y dar un toque personal a cada figura.

Una vez que hayamos adquirido cierta pericia en la papiroflexia, podemos proponer a nuestros alumnos o hijos realizarlos de manera temática al igual que dictan las doctrinas del origami. De esta forma, podemos realizar solo figuras de acción (una pajarita, una rana, un pez) o modulares que se basan en muchas figuras separadas que juntamos para crear un objeto decorativo (de una flor pasamos a muchas juntas para hacer un ramo).

Si nunca te has acercado al mundo de la papiroflexia o las figuras que hiciste en la niñez quedan ya muy lejanas, mira qué fácil para niños y no tan niños es hacer una pajarita de papel o de otro tipo de material que pueda ser doblado si queremos darle un toque original.

Cómo hacer una pajarita de papel perfecta

Después de elegir el papel o el material que mejor se adapte a la imagen que tenemos en nuestra cabeza, comenzamos a seguir estos pasos para hacer nuestra pajarita:

  1. Damos forma al papel o cartón hasta conseguir un cuadrado perfecto, si utilizamos una regla conseguiremos estar seguros de que cada lado mide los mismos centímetros.
  2. De las cuatro esquinas, doblamos tres hacia el interior hasta que los “picos” toquen el centro del cuadrado.
  3. La esquina que no hemos doblado, la plegamos también hacia el centropero de la otra cara del papel. Ahora tenemos un cuadrado más pequeño que el del principio.
  4. Volvemos a doblar las cuatro esquinas hacia el centro. Esta vez en la misma cara de la hoja. Ahora tendremos un cuadrado aún más pequeño.
  5. Damos la vuelta al papel, por lo tanto, ahora vemos la parte en donde no están las anteriores dobleces, salvo un pliegue que corresponde a nuestro paso número 3. Esa será la cabeza de la pajarita de papel.
  6. Colocamos el papel en forma de rombo, con el pliegue de la cabeza en la parte superior, la esquina de abajo la llevamos hacia arriba, formando un triángulo.
  7. Cogemos con los dedos la punta del triángulo que queda arriba y desde abajo desplegamos los laterales. Tenemos las patas.
  8. Bajamos el pliegue del triángulo para volver a tener un cuadrado.
  9. Con la figura resultante, doblamos a un lado para que coincidan ambas mitades.
  10. De la parte inferior, desplegamos. Esa es la cola.
  11. De la parte superior, el pliegue que corresponde a la cabeza, también lo sacamos. ¡Ya tenemos nuestra pajarita!

Si te has perdido en alguno de los pasos anteriores, no te preocupes, aquí podrás ver un video explicativo para aprender a hacer la mejor pajarita de papel.

La papiroflexia puede parecer complicada al principio, pero con práctica conseguiremos mejorar nuestra técnica y avanzar en la creación de figuras cada vez más complejas optimizando nuestra memoria y fomentando el desarrollo de la creatividad de los más pequeños de la casa.

Deja tu voto sobre el artículo

Ningún comentario

Dejar un comentario
Nombre

Si no indicas tu nombre, lo publicaremos de forma anónima.

Comentario
 

Subir arriba

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación y guardar el contenido de la cesta. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso.OKMás información