Dibujo a lápiz: técnicas, consejos y materiales

Publicado por Papeleria Distrimar el - Temas: Manualidades - Lápices - Dibujo

valoración de Dibujo a lápiz: técnicas, consejos y materiales

5 de 5 basado en 2 votos

Dibujo a lápiz: técnicas, consejos y materialesEl dibujo es una expresión artística con la que dar rienda suelta a la creatividad que llevamos dentro. A través del dibujo podemos expresar todo nuestro mundo interior o simplemente encontrar un hobby en el que emplear nuestro tiempo libre.

El lápiz es el mejor instrumento con el que aprender a dibujar. Es cómodo, ligero y no requiere de un gran despliegue para rendir; para que podamos trabajar con él y nos permita hacer los trazos, bastará con que esté lo suficientemente afilado. Practicando con el lápiz podremos familiarizarnos con los elementos fundamentales del dibujo y la pintura. Poco a poco, iremos avanzando y mejorando nuestras ilustraciones.

Para comenzar a dibujar solo necesitamos un trozo de papel y un lápiz, aunque lo ideal es disponer de una buena y variada gama de lápices y de un cuaderno de papel de un buen gramaje en el que poder ir dibujando y mejorando.

Consejos para dibujar a lápiz

  • Practica, practica y practica: se podrá tener más o menos facilidad para el dibujo, pero, aunque sea un cliché, nadie nace siendo un dibujante consumado. Por suerte, los dibujos a lápiz no dejan de ser una técnica en la que deberemos aunar habilidad y observación. Si de verdad quieres aprender a dibujar a lápiz, deberás practicar muchísimo. No pienses que por hacer dos garabatos vas a aprender. El dibujo requiere entrenamiento y práctica; invertir una gran cantidad de horas y de días. Poco a poco irás notando a mejoría. Comienza con dibujos a lápiz fáciles y ya verás cómo mejoras antes de lo que te piensas.

  • Ten paciencia. No esperes dibujar retratos realistas a las primeras de cambio. Invierte tiempo y no te desanimes frente a los fracasos, que los habrá. Disfruta del proceso y ve encontrando tu estilo.

  • Observa: un buen dibujante debe tener buen ojo para observar el mundo que le rodea, descodificarlo, descomponer sus elementos y llevarlos al papel. Apreciar cada forma, cada detalle, es la llave que conduce a un buen dibujo.

  • Las proporciones: la observación te permitirá ajustar la proporción de los elementos de tus dibujos. Cada estilo de dibujo y cada boceto deben responder a una determinada proporción. La caricatura, la sátira… son, por ejemplo, estilos que pueden romper el equilibrio de las proporciones. Jugando con las proporciones conseguiremos diferentes efectos.

  • Las formas: los objetos se componen de infinidad de detalles, pero a grandes rasgos pueden definirse con varias formas simples. Por ejemplo, la cabeza humana es un círculo, el tronco un rectángulo, los pies un óvalo… Podemos simplificar la forma de cualquier objeto y estaremos extrayendo su esencia de manera que podamos representar objetos identificables –bastan un par de rectángulos y un par de círculos para plasmar la esencia formal de un coche-. Después iremos añadiendo detalles para convertir esas formas simples en dibujos únicos. Aprende a identificar las formas y a trabajar con ellas en la proporción adecuada.

  • La perspectiva: para obtener buenos resultados en nuestros dibujos necesitaremos dominar la perspectiva: Aunque el dibujo es una reproducción en 2D de la realidad, para poder hacer representaciones realistas y llenas de matices deberemos conocer la perspectiva y saber cómo plasmarla en el papel. Los elementos que harán posible transmitir la perspectiva y poder crear mejores dibujos son el punto de fuga, las líneas y la luz.

  • La luz y las sombras: a través de la observación podrás percibir de dónde surgen la fuente o las fuentes de luz. Dependiendo de la procedencia, de la intensidad y de la temperatura de la luz se proyectarán unas sombras y no otras. Las sombras van a ser fundamentales a la hora de crear volumen y profundidad en los dibujos.

 

Técnicas para dibujar

Existen una serie de técnicas que te ayudarán a la hora de hacer tus dibujos. Veamos algunas de ellas.

  • Trazo de ida y vuelta: se trata de colocar el lápiz sobre el papel, realizar un trazo y, sin levantar el lápiz, volver hacia atrás. Es una magnífica técnica para colorear superficies y aplicar sombras.

  • Trama: traza una línea, levanta el lápiz y, a continuación, traza otra línea paralela. Repite la operación varias veces.

  • Cross Hatching: con esta técnica trazamos líneas en diagonal que sean paralelas. Luego trazamos otras líneas diagonales, pero en el sentido contrario, de manera que se crucen con las diagonales anteriores. Si queremos una sombra más oscura deberemos trazar las líneas con menos espacio entre ellas.

  • Circulismo: consiste en trazar círculos de pequeño tamaño superpuestos. Produce un buen sombreado que está especialmente aconsejado para reproducir la piel humana.

  • Punteado: se trata de hacer varios puntos sobre el papel. Los puntos deben estar cerca los unos de los otros. Aportan un toque original al dibujo.

  • Stipping: mediante pequeñas líneas del tamaño de un guion puedes trazar diminutos detalles como el vello facial o el iris de los ojos.

  • Suavizado: puedes utilizar un trozo de papel, algodón, tela o el mismo dedo para difuminar los trazos y las sombras creando un color uniforme y mucho más suave.

 

Materiales

  • Lápices: desde luego que se puede dibujar con cualquier lápiz –al igual que se puede dibujar en cualquier papel-, pero los lápices son la herramienta del dibujante, así que, cuanta mayor variedad de lápices tengamos, más alternativas tendremos para ejecutar nuestros bocetos. Los lápices tienen diferentes durezas: H (duros) y B (blandos). La graduación de los lápices va de 9H a 9B. Los lápices H dejan más marca en papel, son más claros y nítidos. Los lápices B son muchos más suaves –dejan poca marca- y oscuros que los lápices H. Son magníficos para sombrear. Lo ideal es cubrir un abanico de tonalidades adquiriendo varios lápices. Si quieres saber más sobre la dureza de los lápices no te pierdas el post donde hablamos sobre como elegir la dureza adecuada en los lápices de grafito.

  • Láminas de dibujo: contar con unas buenas láminas de dibujo será de gran ayuda para obtener mejores resultados.

  • Goma de borrar: los errores ocurren, por eso mismo, tendremos que corregir algunos trazos durante el proceso de creación. Para realizar esas correcciones necesitarás una goma de borrar. La goma de borrar también te servirá para colocar reflejos en los objetos en aquellas zonas en las que la luz impacte directamente. Para hacerlo solo debes borrar la parte del sombreado que corresponda.

  • Sacapuntas: con este utensilio le sacarás más rendimiento a tus lápices y alargarás más su vida de uso.

 

Deja tu voto sobre el artículo

1 comentario

Alberto
03/10/2019

Muy completo!
Dejar un comentario
Nombre

Si no indicas tu nombre, lo publicaremos de forma anónima.

Comentario
 

Subir arriba

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación y guardar el contenido de la cesta. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso.OKMás información