Cómo organizar el tiempo de estudio eficazmente

28/04/2020

Papelería Distrimar

Temas: Material escolar

tiempo de estudioOrganizar el tiempo de estudio es una de las claves fundamentales para tener éxito en nuestros objetivos.

Para rendir al máximo, necesitamos un entorno adecuado, con mobiliario cómodo, suficiente luz y tranquilidad. También es fundamental establecer unas rutinas de estudio constantes y adaptadas a nuestras necesidades.

En este artículo os ofrecemos los mejores tips de estudio para enfrentarse a los exámenes y mejorar nuestra gestión del tiempo.

La importancia del entorno de estudio

Entre los consejos para estudiar más repetidos por los expertos siempre encontramos la necesidad de tener un entorno idóneo. Psicológicamente, es fundamental delimitar el espacio de estudio en casa. Debemos olvidarnos de estudiar en el salón con la tele u otras distracciones.

Lo más aconsejable es tener un escritorio lo más ordenado posible y una silla ergonómica que nos permita adoptar una buena postura, ya que pasamos muchas horas sentados en ella. Si estudiamos con el ordenador, nos conviene contar con una alfombrilla reposamuñecas para evitar lesiones, como ya te explicamos en este post.

Otro aspecto importante es contar con una buena iluminación. Lo ideal es estudiar con acceso a una fuente de luz natural, pero, si esto no es posible, un flexo nos ayudará a iluminar de forma directa apuntes y libros.

Haz tu propio material de estudio

Cuando hacemos nosotros mismos nuestros apuntes, resúmenes y esquemas, estamos ayudando a afianzar y ordenar conocimientos en nuestra mente. No es lo mismo estudiar unos apuntes propios que otros hechos por terceros. Al crearlos, estamos jerarquizando la información, expresándonos con nuestras palabras y, en definitiva, dando un estilo personal que nos ayudará a comprender y retener la información. Un consejo es que hagas esquemas muy visuales, con colores e incluso con dibujos.

Practica siempre que puedas

Siempre que puedas, debes hacer ejercicios prácticos sobre el tema que estás estudiando. Es una técnica de estudio muy eficaz, ya que al poner en práctica los conocimientos, los estamos afianzando. Además, gracias a la práctica, podemos detectar dónde están nuestros puntos débiles y nos surgirán dudas que aclarar antes de enfrentarnos al examen.

Lectura y relectura

Leer y subrayar nos ayuda a tener una imagen general del tema que estamos estudiando y a identificar la información fundamental para que asimilemos los puntos importantes de la materia, pero no podemos quedarnos solo en eso. Los mapas conceptuales son una buena herramienta de estudio que nos servirán para apuntalar conocimientos y como herramienta de repaso.

¡No lo dejes todo para el final!

¿A quién no le han dicho sus profesores o padres que no lo dejen todo para el último día? Uno de los mejores tips de estudio es trabajar de forma constante y evitar los atracones de última hora. Ponernos pequeñas metas y estudiar cada materia durante un rato fijo al día hará más fácil que aprendamos los conocimientos necesarios para afrontar los exámenes. En la gestión del tiempo de estudio, la constancia es mucho más efectiva de lo que podemos imaginar.

Cuídate: organizar el tiempo respetando los descansos

Cuando estudiamos, es muy importante descansar. Dentro de la gestión del tiempo de estudio, siempre hay que dejar huecos para desconectar. Lo más aconsejable es crearnos un calendario de estudio en el que cada tramo debe durar, como mucho, dos horas. Tras este tiempo, hay que levantarse de la silla, hacer algún estiramiento o pequeño ejercicio, aprovechar para beber agua o tomar una infusión o fruta.

Para estudiar necesitamos tener hábitos saludables. No se debe abusar del café, los refrescos y, por supuesto, no hay que quitarle horas al sueño. Está demostrado que dormir es imprescindible para aprender. La vista también se ve muy castigada cuando pasamos jornadas maratonianas delante de los apuntes o el ordenador, así que es conveniente realizar algún ejercicio de gimnasia ocular de vez en cuando. Cuídate y tus horas de estudio serán más provechosas.

Varía las materias que estudias

Cuando estudiamos, es fácil distraerse o caer en el aburrimiento. Por eso, otro de los consejos para estudiar es intercalar distintas materias de estudio. Así, al variar el objeto de nuestro interés conseguiremos estar más alerta y fijarnos mejor en las distintas materias.

Leer y repasar en voz alta

Hay técnicas de estudio clásicas que siguen siendo muy efectivas como explicar la materia a otra persona o a uno mismo en voz alta. Esta técnica no solo ayuda a retener la información, además trabajaremos nuestra expresión oral y nos ayudará a identificar las partes de la asignatura que más flojas llevemos. Si te sabes explicar hablando, es que has entendido los conceptos.

En definitiva, lo más importante para afrontar el estudio es crear un ambiente adecuado, organizar el tiempo y compatibilizar el trabajo con las horas de descanso. Mantener el ánimo es más fácil cuando tenemos el control de la gestión de nuestro tiempo, pero no debemos olvidarnos del resto de consejos para estudiar, y es que cuidarse es otro de los elementos externos que más pueden ayudarnos: descansar lo suficiente, alimentarnos de forma sana y dejar un rato al día para el ocio es clave para salir victorioso de los exámenes y conseguir que los conocimientos adquiridos se fijen a nuestra memoria.

Deja tu voto sobre el artículo

Subir arriba

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación y guardar el contenido de la cesta. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso.OKMás información