Nuestro almacén continúa operativo y seguimos haciendo envíos a domicilio con normalidad. Más información

Cómo hacer un planificador semanal basado en el método Trello

23/12/2019

Papelería Distrimar

Temas: Manualidades

planificador trelloContar con un planificador semanal es una de las mejores opciones para organizar correctamente tu tiempo y ser más eficiente, ya se trate de trabajar o estudiar.

Hoy te vamos a explicar cómo aprovechar todas las ventajas del método Trello y daremos el paso a paso para hacerlo de forma casera usando herramientas tan sencillas y accesibles como una pizarra y notas adhesivas.

¿Qué es Trello?

Trello es una aplicación especializada en la gestión de tareas, pero no una cualquiera, sino una de las más utilizadas a nivel mundial. Perfecta para darle un uso profesional e incluso para gestionar las obligaciones personales, ya que es muy versátil.

En la app puedes crear diferentes tableros compuestos a su vez de varias columnas en las que puedes ver en qué estado está la tarea.

Es como si cada tarea fuera una pequeña tarjeta que puedes mover de una lista a otra en función de en qué estado se encuentra.

Te ayuda mucho a la hora de planificar tareas, especialmente si en ellas tienen que intervenir varias personas, ya que de un solo vistazo cada uno de los implicados sabe lo que tiene que hacer.

La forma más sencilla de hacer un planificador semanal

Si quieres organizar tus tareas, pero no te apetece estar pendiente de una aplicación, o quieres hacerlo de un modo mucho más casero, lo tienes muy fácil.

Para empezar vamos a colgar de la pared una pizarra de corcho, el tamaño dependerá de la cantidad de columnas que queramos crear.

Si vas a utilizar tu planificador para repartir las tareas domésticas entre toda la familia, no es necesario que sea demasiado grande.

Una vez que tienes tu corcho listo divídelo en varias columnas, una idea podría ser la siguiente.

  • Tareas pendientes lunes, martes, miércoles, jueves, viernes, sábado, domingo.
  • En proceso.
  • Tareas finalizadas.

A continuación hazte con unas notas adhesivas o post it y escribe las diferentes tareas que hay que hacer en casa a lo largo de la semana. Si una tarea se repite varias veces, puedes usar varias notas con la misma tarea.

Un ejemplo podría ser el siguiente.

  • Pasear al perro por la mañana.
  • Pasear al perro por la tarde.
  • Limpiar el baño.
  • Pasar el aspirador.
  • Ir a la compra.
  • Sacar la basura.
  • Poner la lavadora.
  • Planchar.

Dado que en una casa siempre hay tareas que son más urgentes que otras, puedes plantearte usar notas adhesivas de color diferente para aquellas tareas que deben hacerse lo antes posible.

¿Cómo funciona?

Ahora que ya está el organizador listo es hora de empezar a usarlo. Imagina una familia con cuatro miembros, María, Pedro y sus hijos Clara y Hugo.

Pedro se levanta temprano para salir a correr, como le sobra algo de tiempo coge la tarea “pasear al perro por la mañana” y la pasa a la columna de actividades en proceso.

Mientras tanto María se acaba de levantar y ve que ya no tiene que atender al perro, así que puede coger otra de las tareas y ponerse con ella, en este caso podría ser “poner la lavadora”.

Cuando Pedro vuelve de pasear al perro puede pasar esta tarea a la columna de tareas finalizadas.

Así, cuando Clara y Hugo pasen por el tablón, sabrán perfectamente qué tareas son las que están pendientes, escogiendo la que mejor les parezca.

Este es solo un ejemplo, pero lo puedes usar para organizar el estudio e incluso en la oficina para organizar el trabajo, ya sea solo el tuyo o el de varias personas a la vez.

Lo bueno de este método es que es sencillo y muy visual, de un solo vistazo puedes ver qué es lo que tienes pendiente o en qué estado están las diferentes tareas que estás llevando a cabo.

Además, al ir realizando tareas las vas pasando a la columna de trabajo terminado, lo que aumenta tu motivación.

Si funciona con los adultos, con los niños es todavía mejor. Algo tan sencillo como un tablón de corcho y unos post it de colores puede hacer que se sientan mucho más motivados para colaborar en casa y hacer sus tareas. Es más, poniéndole un poco de imaginación incluso puedes organizar un particular concurso casero en el que el que más tareas realice a lo largo de la semana se lleva un premio, como comer el domingo su plato favorito.

Una lista de tareas por hacer es una forma muy sencilla de organizar nuestro tiempo y conseguir sacar adelante todas esas tareas que tenemos pendientes. Seguro que una vez que pruebes a hacer tu planificador semanal no vas a saber vivir sin él y lo vas a introducir en nuevas áreas de tu vida.

¿Quieres un poco de motivación extra? Puedes decorarlo con goma EVA, pintarlo con témperas o personalizarlo de la forma que más te guste, haciendo de él algo único y capaz de llamar tu atención para que nunca pierdas de vista las tareas que tienes que realizar. ¿Te animas a probar este método?

Deja tu voto sobre el artículo

Subir arriba

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación y guardar el contenido de la cesta. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso.OKMás información