Cómo hacer una marioneta de hilos paso a paso

26/08/2020

Papelería Distrimar

Temas:

valoración de Cómo hacer una marioneta de hilos paso a paso

4.5 de 5 basado en 34 votos

marioneta de hilosLas marionetas son un juguete excepcional para los niños. Les ayuda a desarrollar su imaginación inventando sus propios cuentos. También ayuda a ejercitar la memoria, ya que deben aprender a manipular correctamente la marioneta para que se mueva. Si además es el niño quien crea su propia marioneta, la satisfacción será mayor. 

En el artículo de hoy, aprenderemos cómo hacer una marioneta de cartón. Nos basaremos en un personaje universal de los cuentos clásicos infantiles: Caperucita Roja. Hacer marionetas de hilos es fácil siguiendo este paso a paso con los materiales y técnicas que debemos usar. Vamos a dar vida a Caperucita y, si quieres, puedes continuar con el resto de personajes y montar un teatrillo en casa.

Lista de materiales para hacer la marioneta

  • Cartón
  • Cartulina blanca
  • Lápiz
  • Regla
  • Rotulador negro
  • Pinturas para colorear: pueden ser témperas o satinadas
  • Tijeras
  • Pegamento de barra y pegamento multiusos
  • Hilo transparente de nylon
  • 2 varillas de madera
  • Encuadernadores de patilla

Paso a paso

Para hacer a nuestra Caperucita debemos seguir varios pasos. Las marionetas de hilos tienen más complicación que otros tipos como las de varilla o los títeres, pero nos permiten muchos más movimientos. Dependiendo de la edad de los niños, habrá que ayudarles durante el proceso.

Dibujar y colorear el diseño

Si no sabes dibujar muy bien, siempre puedes buscar un dibujo y copiar o calcarlo. Lo único que debes tener en cuenta es que las partes del cuerpo de Caperucita deben estar separadas para poder articular la marioneta. Os aconsejamos dibujar el personaje en una cartulina blanca. Así resistirá más y la podrás colorear con pintura para conseguir colores más vivos.

Dibujaremos la cabeza con su caperuza y una parte del cuello. Por separado, los dos brazos y las dos piernas y el tronco con algo de cuello, que es por donde uniremos luego la cabeza para que se mueva. Si quieres, dibuja también a Caperucita por detrás de la misma forma. Así la marioneta estará más completa.

Una vez dibujadas las partes, es aconsejable repasar las líneas con un rotulador negro y el dibujo destacará más.

Es el momento de colorear a Caperucita. Vamos a hacerlo con témperas o pintura satinada. Pero también se pueden usar rotuladores o lápices de colores.

Recortar las piezas

Una vez terminado el dibujo, pegaremos la cartulina al cartón con pegamento de barra y recortaremos las piezas con unas tijeras. También se pueden recortar primero las piezas de la cartulina y luego pegarlas al cartón y volver a recortar. Así usas menos cartón, aunque hay que recortar dos veces.

Si has dibujado a Caperucita Roja por delante y por detrás, recuerda pegar cada pieza en su sitio. Si solo has dibujado al personaje por delante, pinta de un solo color el cartón por detrás, para que quede mejor.

Formar las articulaciones

Para que nuestra marioneta se mueva, hay que articularla. Vamos a usar una técnica muy sencilla: unos encuadernadores. Haremos un agujero en cada punto que vayamos a articular. Antes hemos dibujado tanto la cabeza como el cuerpo con algo de cuello. Esto es para hacer ahí los agujeros y pasar el encuadernador sin que se nos estropee la cabeza. Uniremos los brazos a la parte superior del tronco también pasando un encuadernador por brazo. Nos queda unir las piernas a la parte inferior de la falda. Las patillas de los encuadernadores quedarán mirando hacia la parte posterior de la marioneta.

Cruceta

Con la cruceta dirigiremos los movimientos de la marioneta. Necesitamos dos varillas de madera. Pueden ser dos palos de brocheta a los que les quitaremos la parte de pincho. Con los palos, formaremos una T y la pegaremos con pegamento. Ya tenemos una cruceta sencilla para nuestra marioneta. Las hay mucho más complejas, pero para iniciarnos esta es la ideal.

Añadir los hilos

Cortaremos dos trozos de hilo de nylon de 25 centímetros, dos hilos de 17 centímetros y uno de 13. Estas medidas son para una marioneta hecha en una cartulina A4. Dependiendo del tamaño de la marioneta, los hilos serán más o menos largos. Lo importante es dónde colocar los hilos. En el palo horizontal, ataremos los hilos más largos a un centímetro de cada extremo. Para que no se muevan, pondremos una gota de pegamento. Medimos el palo vertical y con el lápiz señalamos cuatro partes iguales. Los hilos de 17 centímetros van colocados en las dos medidas centrales. Por último, atamos el hilo más corto a la intersección de la cruceta.

Conectar los hilos

Ya casi hemos acabado nuestra marioneta de Caperucita Roja. El hilo más corto va unido a la cabeza. Haz un agujerito pequeño en la parte superior de la cabeza e introduce el extremo del hilo. Pon una gota de pegamento y, para que quede mejor y más seguro, pega un cuadradito de cartulina por encima del color que tenga la marioneta, en este caso, rojo por la caperuza. Los hilos de 17 centímetros van unidos a las manos con la misma técnica y los hilos más largos, los conectamos a los pies.

¡Caperucita está lista para llevar la merienda a la abuelita!

Hemos aprendido a hacer una marioneta de hilos muy fácil con materiales sencillos. Los niños estarán encantados haciendo sus marionetas. Representando Caperucita Roja, potenciarán su creatividad y expresión oral y amarán aún más los cuentos.

Deja tu voto sobre el artículo

Subir arriba