¿Cómo elegir un atril de estudio que sea ergonómico?

Publicado por Papeleria Distrimar el - Temas: Material oficina

atril sujetalibrosLos atriles sujeta libros son artículos de papelería que se utilizan para facilitar la tarea de la lectura cuando se va a estar un largo tiempo concentrado en un texto.

Normalmente los atriles para leer se usan a la hora de estudiar, la persona va a pasar un lapso importante delante del papel y el atril de mesa va a hacerle más fácil el quehacer. En estos casos, es muy importante una correcta ergonomía, para mantener una posición cómoda durante el mayor tiempo posible.

 

Ergonomía en atriles de mesa

Todos sabemos que si no se está cómodo estudiando, la concentración se pierde y se corre el riesgo de abandonar la tarea prematuramente. Además, cuando el lugar de estudio no reúne las condiciones necesarias, es decir la silla no es óptima y los elementos visuales no están a la distancia y nivel adecuados, se adoptan posturas no recomendadas que terminan en contracturas musculares.

Para evitar todas estas situaciones, el lugar destinado a realizar las labores de estudio y concentración debe ser adecuado y reunir las condiciones necesarias, es decir, debe respetar la ergonomía. ¿A qué nos referimos cuando hablamos de “ergonomía”?

Qué es la ergonomía

La ergonomía es la disciplina que se encarga de que los instrumentos de trabajo y el puesto en sí se adapten a las características de la persona. Entendemos para el caso que nos ocupa, el leer sería el trabajo y por lo tanto, el ambiente y las herramientas que se utilizan para llevar a cabo la tarea serán adecuados.

Entonces, la silla donde está el estudiante, debe tener tanto el respaldo como el asiento firme y confortable a partes iguales. Además, la altura de la silla, será proporcional a la de la mesa y al suelo (las piernas no deben ni flexionarse en exceso ni quedar colgando, estando en una posición natural y en paralelo al suelo).

Intentaremos que el puesto de trabajo esté ordenado siempre, con el objetivo evitar distracciones innecesarias. Por su parte, las condiciones de ruido (el silencio es el mejor amigo de la concentración y la lectura) y temperatura se mantendrán siempre perfectas. Mención especial merece el asunto de la iluminación, ni poca ni mucha en este caso.

Directamente relacionado con lo anterior, el material de lectura, debe estar a la distancia ideal a los ojos en línea recta; aquí entraríamos ya en la llamada “ergonomía visual”.

Ergonomía visual

Los atriles ergonómicos sirven precisamente para salvar esta distancia de la que hablamos. Y es que, si debe haber una distancia de la silla a la mesa, y la del libro o los apuntes debe ser algo superior, se necesita un elemento que salve esta diferencia. Los atriles de lectura surgieron para cumplir este cometido.

Además, lo óptimo es que el libro o los folios estén ligeramente inclinados a la hora de echarles un ojo y a una distancia que no supere los 25 centímetros. Cumpliéndose todas estas premisas, podemos decir que nuestro lugar de estudio o trabajo, es un lugar que cumple los parámetros que se necesitan en lo que a ergonomía visual se refiere. Y recuerda, lo último que debes hacer es encorvar tu espalda o forzar tu vista en exceso, son además de vicios difíciles de corregir, costumbres perjudiciales para tu salud.

Tipos de atriles para libros que existen en el mercado

Los atriles de lectura no son un elemento nuevo, de hecho, son viejos conocidos para los amantes de las bibliotecas y personas que frecuentan lugares dónde la actividad intelectual es incesante. Lo que ocurre es que actualmente sus diseños se han diversificado en cuanto a forma y materiales, para ofrecer soluciones a gusto del consumidor. Encontramos diferentes tipos de atriles que cubren las necesidades del estudiante, todo depende del uso que vaya a darse. Según los materiales empleados, encontramos:

Atriles metálicos

Los atriles metálicos  son muy ligeros, lo que los hace ideales a la hora de transportarlos, aunque resisten peor el paso del tiempo. Permiten acabados muy atractivos en diferentes colores y resultan bastante más económicos que otro tipo de atriles.

Atriles de madera

Los atriles de madera están especialmente indicados para los amantes de los atriles. Son elegantes y no hay libro, por muy pesado que sea, que no soporten, porque como todos sabemos, la madera es un material robusto. Si piensas que vas a usar un atril para leer durante mucho tiempo, tu opción es un atril de madera.

Por otro lado, los atriles pueden ser fijos o plegables. Los primeros resultan muy resistentes y duraderos, además soportan el peso de libros de mayor envergadura; estos son recomendables para tenerlos siempre fijos en la mesa. Por su parte, los atriles plegables, son útiles cuando el estudiante tiene costumbre de frecuentar salas de estudio o bibliotecas, ya que permite su fácil transporte.

Si eres un estudiante empedernido y pretendes seguir siéndolo durante un buen puñado de años, debes invertir en un atril para leer que te haga la tarea más fácil.

Deja tu voto sobre el artículo

Ningún comentario

Dejar un comentario
Nombre

Si no indicas tu nombre, lo publicaremos de forma anónima.

Comentario
 

Subir arriba

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación y guardar el contenido de la cesta. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso.OKMás información