Cómo convertir una foto en dibujo a mano y con ordenador

08/04/2020

Papelería Distrimar

Temas: Manualidades

mujer dibujando a manoEn la actualidad es cada vez más simple producir materiales gráficos y artísticos de gran calidad. Existe una amplia variedad de técnicas y materiales disponibles para ello, así como también un sinfín de herramientas digitales, programas y aplicaciones en línea.

No se necesita mucho más que predisposición y paciencia para conseguir dominar las técnicas que los profesionales utilizan para elaborar piezas de buen acabado y atractivas. Este artículo se enfocará en las diferentes maneras de convertir una foto en dibujo.

Distintas maneras de convertir una foto en dibujo a mano

La manera más sencilla y también las más efectiva de pasar una foto a dibujo es la técnica de calcado. Esta cuenta con diferentes métodos que producen resultados distintos; se puede realizar utilizando papel vegetalpapel de carbón o una mesa de luz. Debe tenerse en cuenta cuáles son los materiales necesarios para realizar el trabajo. En cuanto al calco vegetal, solo se necesitan unos pocos elementos: lápiz negro, sacapuntas, papel vegetal, goma de borrar y cinta adhesiva. A continuación os dejamos un videotutorial.

Primero se coloca la hoja de papel vegetal sobre la fotografía original y se pegan la una a la otra (para que no se corran de lugar). Luego se traza de manera prolija y cuidadosa todas las líneas disponibles. Pueden utilizarse distintos tipos de lápices para los diferentes grosores, y también carboncillo para realizar el sombreado. Es importante no presionar demasiado el papel vegetal ya que es muy frágil. Este método es el que produce el resultado más fiel al original, aunque, al ser tan frágil el papel, no permite luego otros tratamientos (por ejemplo, colorear el dibujo con acuarela).

En el caso del papel carbónse trata de un material que cuenta con una lámina muy fina de carbón que se desprende cuando se le aplica presión, marcando a su vez el papel blanco que se encuentra debajo. Debido a ello, se puede utilizar un papel más grueso y rugoso, lo que luego permitirá pintar el dibujo. Las hojas se colocan en el siguiente orden: primero el soporte donde quedará copiado el original; luego, la hoja de papel carbón con la cara que mancha hacia abajo; finalmente, la foto a copiar. Para aplicar presión al papel y realizar el trazo se recomienda un elemento de punta redonda que no lastime el papel. Conviene, como en el caso del papel vegetal, pegar las hojas con cinta adhesiva. El resultado de la copia no será tan detallado ni prolijo, pero será mucho más sencillo de hacer y tomará menos tiempo.

La sencillez del tercer método dependerá, justamente, de si se tiene o no acceso a una mesa de luz. Puede tratarse de una mesa de vidrio con una lámpara debajo, una mesa prefabricada como las que utilizan arquitectos y diseñadores profesionales, o tan solo una ventana y luz del día. En cuanto al proceso de convertir la foto, lo único que hay que hacer es pegar con cinta el original a la superficie de vidrio y luego pegar sobre esta el soporte en el que se realizará la copia. La luz traslucirá el original en este último material, tal como en el caso del calco de papel vegetal, y podrá ser trazado fácilmente. Se puede utilizar un material más resistente para el dibujo y realizar otras terminaciones, como pintarlo.

Herramientas digitales

En el ámbito digital hacer un dibujo de una foto es una cuestión de unos pocos minutos y los resultados son excelentes. Algunos programas son más completos que otros, pero por lo general requieren una membresía paga. Sin embargo, para esta tarea en particular, basta con una aplicación gratuita.

Lo primero que debes hacer es lo también lo más obvio: cargar una foto. Luego, se abre el menú de filtros y efectos, en el cual aparece, entre las primeras opciones, la de convertir foto en dibujo. Una vez aplicado el filtro, puedes manejar de muchas maneras los parámetros de la imagen (luz, contraste, saturación, textura, etc.). Hay varias opciones: FotoSketcher es un programa gratuito, sencillo de manejar, cuya función principal es justamente la de convertir una foto en dibujo. Otro tanto ocurre con el sitio web Befunky, una herramienta de producción gráfica que se utiliza en línea y que no requiere descarga. Por último, la popular aplicación Photo Lab cuenta con un gran número de descargas, debido a su sencillez y la gran variedad de efectos ofrecidos.

La versatilidad de estas técnicas permite realizar todo tipo de diseños, convertir fotos en dibujos hechos a mano es solo una de las tantas posibilidades; ya sea para la escuela, en ámbitos profesionales o por diversión, pueden realizarse muchas otras piezas de la misma calidad siguiendo pasos muy simples. Lo más importante antes de comenzar y lo primero en lo que debe pensarse es en el propósito de la pieza y que los materiales y las técnicas elegidas para realizarlo sean las adecuadas. Lo demás es paciencia y esmero.

Deja tu voto sobre el artículo

Subir arriba

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación y guardar el contenido de la cesta. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso.OKMás información