Cómo conseguir unos apuntes bonitos a mano

17/06/2020

Papelería Distrimar

Temas: Material escolar

apuntes bonitos a manoA la hora de estudiar es fundamental tener unos apuntes limpios y bien organizados. Si hacemos caso a las técnicas de estudio, todas hablan de la importancia de mantener el orden no solo en nuestro espacio de trabajo, también en los apuntes. Además, al pasar a limpio aquellas notas que hemos tomado en clase, conseguiremos tener una visión global de la materia.

Gracias a esto, podremos identificar las dudas que nos surjan, saber cuáles son los conceptos fundamentales y cómo jerarquizar la información. En este artículo te explicamos cómo conseguir unos apuntes bonitos que nos motiven a sentarnos a estudiar.

Cómo hacer apuntes bonitos

El primer paso para hacer unos apuntes bonitos es leer los apuntes en sucio y pensar en cómo ordenarlos de una forma muy visual. El uso de códigos de color no solo mejorará su estética, también nos ayudará a memorizar mejor la información.

Usa el tipo de papel que más te guste según la estética que quieras darle. Un papel milimetrado puede darles un aire escolar muy naif. Si vas a usar folios blancos, un truco muy habitual entre los estudiantes es hacer una falsilla. Se trata de una plantilla que se coloca debajo del folio para no torcerse al escribir. Es muy sencilla de hacer. En un folio, trazamos líneas horizontales rectas con un rotulador negro. El margen lo marcamos con una línea vertical. Al ponerlo bajo el folio, se transparenta y podemos seguir estas líneas como guía.

Utiliza el lettering en los títulos

Unos títulos vistosos ayudan a saber de qué va el tema que vamos a empezar a estudiar. Una forma ideal de hacerlos es adentrarnos en el mundo del lettering. El lettering es el arte de dibujar letras de forma creativa. Existen tutoriales e incluso canales de YouTube que explican de forma sencilla cómo aplicar esta técnica. Usaremos bolígrafos y rotuladores con distintos tipos de puntas para obtener diferentes efectos. Elige los mejores rotuladores con los consejos que te damos en este artículo.

Los rotuladores acuarelables consiguen un efecto sutil y muy artístico, tal y como te contamos en este artículo, mientras que los de punta de fibra nos darán trazos más definidos. ¡Cuidado! El lettering es adictivo y una vez aprendas sus bases, querrás aprender más y más.

Utiliza los dibujos y las ilustraciones

No necesitas ser un gran ilustrador para decorar tus apuntes. Los dibujos e ilustraciones nos sirven además para llamar la atención sobre un contenido, explicar mejor algún concepto o hacer diagramas más visuales. Crea tus propios iconos que te ayuden a clasificar la información según su tipo o importancia. Por ejemplo, una bombilla te puede servir para ilustrar conceptos clave o un megáfono para subrayar una idea importante. Si dibujas un ojo, te servirá como llamada de atención. Como ves, no hace falta que sean dibujos complicados, lo importante es que te ayuden a estudiar mejor.

Usa los colores

Un uso adecuado del color nos puede ayudar a retener mejor aquello que estudiamos. Lo importante es ser coherente y no utilizar demasiados colores, ya que conseguiríamos el efecto contrario al deseado. Puedes diseñar tu propio código de colores. Por ejemplo, el rosa puede ser para los conceptos más importantes, el amarillo para fechas y el verde para definiciones.

Destaca las ideas importantes

Cuando preparamos nuestros apuntes es necesario destacar ideas clave y frases importantes. Una forma muy eficaz de hacerlo es incluir recuadros donde incluir esa información a modo de sumario. Subrayar conceptos importantes con colores neón o utilizar las mayúsculas para enfatizar, son otras técnicas que podemos probar en nuestros apuntes. Lo importante es que lo que incluyas te ayude a estudiar.

Si unes ilustración y lettering, puedes condensar los puntos más importantes de cada tema en una infografía, que es la representación gráfica de una información. Las infografías son especialmente útiles para comprender datos cuantificables.

Qué materiales necesitas

Para elaborar unos apuntes cuidados necesitas materiales sencillos y fáciles de conseguir. Solo debes dedicar algo de tiempo para conocer tus necesidades. Hay quien prefiere utilizar folios sueltos y quien opta por libretas. Quizá te guste destacar tus ideas con marcadores fosforitos o prefieras tonos más apagados. En definitiva, los materiales básicos son:

Tener unos apuntes coloridos, ordenados y limpios nos ayudan a afrontar mejor el tiempo de estudio. Además, al pasar a limpio lo aprendido es más fácil identificar los puntos más importantes y retener conceptos fundamentales. Tener unos apuntes bonitos y expresar en ellos nuestra creatividad es una buena forma de animarnos y hacer de las horas de estudio un momento agradable.

Deja tu voto sobre el artículo

Subir arriba

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación y guardar el contenido de la cesta. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso.OKMás información