3 ideas para hacer un mapamundi de corcho

08/01/2020 Papelería Distrimar

Temas: Manualidades

mapundi de corchoDecorar una casa u oficina con objetos que recuerden a nuestra propia historia es una de las mejores ideas que se pueden tener. Fotografías de la infancia, recuerdos de alguna aventura y otro tipo de objetos van llenando las estanterías y las paredes de los hogares y “escribiendo una biografía” llena de evocaciones de la propia historia de cada persona.

De entre todos esos recuerdos maravillosos, los aficionados a los viajes pueden construir con sus manos un mapamundi con corcho para delimitar aquellos lugares en los que ya han estado y qué otros puntos del globo les quedan por visitar.

Esta es una idea muy original y divertida, que además es posible hacer de cero con distintos métodos. De esta forma se está invirtiendo el tiempo en realizar una entretenida manualidad y, a la vez, elaborando un bonito recuerdo sobre uno de los puntos más importante de la vida de las personas: el viaje.

Tres formas distintas de realizar el mapamundi de corcho

Hay distintas formas de elaborar este trabajo de interiorismo. Todas ellas precisan de elementos y materiales muy sencillos de encontrar en tiendas de papelería. No serán más que un par de planchas de corcho para manualidades, tijeras, pegamento, papel de calco y pinturas.

Solo hay que seguir estos pasos para saber cómo hacer un mapamundi de tres modos distintos.

Sobre corcho o lienzo

Para hacer esta primera versión será necesario hacerse con un par de planchas de corcho y otra más (o bien un lienzo) para el fondo. El lienzo o corcho que vaya a ser el fondo debe ser de forma rectangular y lo suficientemente grande como para que le quepa dentro el mundo entero.

Además, como material adicional, será necesario hacerse con un papel de calco y un mapa a tamaño proporcional con el fondo de cada uno de los continentes.

Toca colocar cada uno de los continentes sobre una plancha de corcho cubierta con papel de calco, repasar sus contornos con un lápiz y luego recortar cada continente por la marca que ha dejado el papel de calco.

Una vez que se tengan todos los continentes, estos se pegan en su distribución lógica sobre la plancha de corcho o el lienzo que servirá de base. Se puede utilizar un mapamundi como orientación para colocarlos más o menos de un modo similar.

Los más detallistas pueden marcar también los distintos países y luego ir coloreando o poniendo un alfiler con una banderita en cada uno de los que se ha visitado.

Dibujado sobre la propia base

Este método es muy similar al anterior, solo que en esta ocasión se utilizará el papel de calco directamente sobre la base de corcho, de manera que, en vez de pegados en ella, los continentes serán silueteados en el propio corcho con un rotulador permanente.

En este caso, también es mucho mejor dibujar las fronteras de los distintos países para marcar aquellos que ya se han visitado. No obstante, si se quiere como un simple objeto de decoración es posible optar por dejarlos en el color natural del corcho, pintarlo todo de un mismo color o cada continente de un color distinto. ¡Lo mejor es dejar volar a la imaginación!

Mapamundi puzzle hecho con piezas de corcho

Esta versión es sin duda la más original y a la vez la que más trabajo requiere. Sin embargo, merece la pena invertir un poco más de tiempo y esfuerzo para hacerla puesto que el resultado es verdaderamente llamativo.

En este caso, una vez trazados los distintos continentes, su interior se marcará con la forma de piezas de puzzle que también se recortarán. El resultado es un divertido puzzle con la forma del planeta Tierra.

Si se quiere hacer todavía más coqueto, se puede utilizar una plancha de corcho de base y dibujar en ella la silueta de los continentes para que las distintas piezas, una vez montadas, tengan su sitio exacto.

Esto también puede ser como un work in progress de los distintos viajes alrededor del mundo que ya se han realizado. Cada destino será una nueva pieza en el panel, y las pendientes se convierten de un modo inmediato en nuevos retos que asumir. ¡A la aventura!

Distintos tamaños

Prueba con distintos tamaños: desde un mapamundi de corcho para un pequeño rinconcito hasta otro que llene toda una pared desnuda de la oficina, son muchas las posibilidades que ofrece esta manualidad que se convertirá en el centro de todas las miradas.

No hay nada más bonito que regalar tiempo a una pasión como el viaje. Y si con estos mapamundis de corcho el viaje se une a las manualidades y la decoración, mejor que mejor.

Si se vive en pareja o incluso hay niños revoloteando por la casa, ¡siempre se puede convertir en una tarea para realizar en familia un fin de semana!

Deja tu voto sobre el artículo

Ningún comentario

Dejar un comentario
Nombre

Si no indicas tu nombre, lo publicaremos de forma anónima.

Comentario
 

Subir arriba

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación y guardar el contenido de la cesta. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso.OKMás información